TERAPIA DE SONIDO

En sesiones individuales, de pareja, o en grupo (trabajo, amigos o familiar) proponemos una experiencia terapéutica de armonización y sanación a través del sonido. En reposo recibimos el estímulo de vibraciones sonoras producidas por instrumentos terapéuticos como gongs, cuencos, pines, campanas, accesorios y la voz humana utilizada especialmente en este contexto, ayudando a calmar la mente, movilizar la energía y equilibrar nuestras emociones.

El fenómeno en el que se basa toda terapia con sonido, frecuencias y vibraciones, es el de resonancia.

Partimos de la comprensión de que todo lo que existe se encuentra en un estado vibratorio determinado: electrones girando alrededor de los núcleos de nuestros átomos con ritmos y cadencias particulares, las órbitas planetarias, la galaxia; ciclos vitales y patrones que se van desplegando y sincronizando desde el micro hacia el macro cosmos y viceversa. 

Cada cuerpo, sus órganos, la energía vital, generan de alguna manera su propia frecuencia vibratoria. El principio de resonancia dice que cuando se encuentran dos cuerpos que vibran en frecuencias similares o iguales, si uno está en reposo (el cuerpo acostado), el que está en movimiento (el instrumento sonando) "despierta" a su semejante y comienza a hacerlo vibrar. Asimismo entre ambas frecuencias buscan igualar su ciclo y "afinarse", lo cual propicia la armonización. Por último, sucede que ambas frecuencias se potencian y se intensifica la vibración, generando un mayor caudal de energía, lo cual nos vigoriza y revitaliza. 

 

Exponiéndonos a diversos sonidos terapéuticos, generamos efectos positivos en el cuerpo, posibilitando procesos de sanación, desbloqueando energías estancadas y revirtiendo desequilibrios. En este caso utilizamos instrumentos de frecuencias puras (incidencia puntual) y ricos en armónicos (variedad de estímulos), como cuencos, gongs, campanas, pines, voz y accesorios.

A través del canto de Mantras se abre un espacio sagrado. Entramos en contacto con la sabiduría milenaria para recibir mensajes profundos y sentirnos parte del todo, percibiendo la Unidad. Es una poderosa herramienta de auto-sanación, es también una forma de meditación activa.

 

Todo lo movilizado encuentra su manera de integrarse y volverse consciente, a través de la meditación guiada, el proceso terapéutico y reflexiones conjuntas.

Antes y/o después de las sesiones, conversamos sobre lo que cada uno esta transitando y también sobre las sensaciones, reacciones, experiencias y transformaciones que sucedan.

© 2019 - Klang Espacio